• Visitas 900

LOS COLOMBIANOS CANSADOS DE LA IMPUNIDAD DIJERON NO A LOS ACUERDOS CON EL GRUPO TERRORISTA FARC

Por

Javier Benavides

Más de 12 millones de colombianos  acudieron a las urnas para decidir la suerte de los acuerdos firmados por el presidente Juan Manuel Santos con las Farc en una histórica jornada con abstención cercana al 63%.  6.426.858  votantes dijeron no a los acuerdos firmados con el grupo ilegal mientras que 6.363.989 votaron a favor del acuerdo con lo que la diferencia entre las dos tendencias estuvo rondando los 60 mil votos.

A pesar del derroche de recursos del gobierno en favor del SI y de la falta de garantías denunciadas por los promotores del NO, en cabeza del ex presidente Álvaro Uribe Vélez, los colombianos que reprueban el acuerdo con las Farc llegaron a las urnas para evitar la legitimación de un pacto que el propio gobierno consideraba imperfecto y la opinión colombiana calificaba de “monumento a la impunidad”

El acuerdo que se trabajó durante 4 años en La Habana permitía aberraciones jurídicas, sociales y económicas que ponían en serio peligro la democracia colombiana. Considerar el narcotráfico como un delito político que podía ser exonerado de penalización, dejar a miles de familias victimas del terrorismo, el secuestro y el desplazamiento sin posibilidad de reparación y garantizar poder político a cabecillas del mayor cartel de las drogas en el mundo, fueron la carga de profundidad que hundió un acuerdo peligroso que llevaba a la nación colombiana por los mismos caminos de su vecina y hermana, Venezuela.

Muy en contra de la manipulación de recursos y de la repartición de mermelada, muy en contra del ofrecimiento de dadivas a alcaldes y gobernadores, en contra de la manipulación de  opinión por parte de medios de comunicación, en contra del amedrentamiento del presidente a los colombianos cuando les decía que si no aprobaban el acuerdo, el país se sumiría en una guerra sin cuartel al día siguiente, los colombianos rechazaron el acuerdo que premiaba las actividades ilegales del grupo terrorista y dejaba un sabor a injusticia en un país en el que la impunidad y la corrupción del sistema judicial incluyendo a sus altas cortes, están a la orden del día.

Voces disonantes, incluso culpables del fracaso del acuerdo, como la del director del Partido Liberal Colombiano, Horacio Serpa, la del senador Armando Benedetti y otros frustrados impulsores del SI, salieron a llamar irresponsable al ex presidente Uribe y a seguir calificando a los promotores del NO como enemigos de la paz.

Quedaron muy mal los medios de comunicación embadurnados de mermelada que promovieron a modo propio, quedaron muy mal las ‘prestigiosas’ encuestadoras que informaban sobre una victoria del SI por más del doble en algunos casos. Quedaron mal los altos funcionarios que ordenaron a empleados oficiales votar por el SI, quedó muy mal el show que montaron en Cartagena para la firma del acuerdo, invitando a mandatarios de más de 15 países y al propio secretario general de la ONU, un espectáculo novelesco y cursi realizado para presionar a los colombianos a votar por el SI y quedó muy mal el propio presidente Santos, postulado apresuradamente al Nobel de la Paz por algunos de sus amigos que permanentemente le dan palmadas en la espalda, hablamos de políticos como Roy Barreras y Juan Fernando Cristo.

Está claro que el poder del ex presidente Uribe en Colombia sigue intacto, está claro que el país le pasa factura a Santos por su traición a quien fuera su benefactor durante tantos años, que la sociedad colombiana ha enviado un mensaje claro a sus gobernantes y a los grupos políticos que pretendían manipular la opinión y dejar sin castigo a los autores de masacres, secuestros y narcotráfico con sus trofeos ensangrentados burlándose y desafiando a millones de víctimas de un conflicto criminal.

No hay que rasgarse las vestiduras por la derrota de un acuerdo mal hecho, lleno de mentiras y engaños para la sociedad colombiana, al contrario, hay que sentirse orgullosos del voto de conciencia que más de 6 millones de ciudadanos depositaron en las urnas a pesar de la falta de garantías que padeció la oposición durante las semanas previas a las votaciones.

Ahora seguramente se pueda lograr un acuerdo con justicia, con castigo a los responsables de masacres, reclutamiento de niños, violación de mujeres, siembra, procesamiento y tráfico de estupefacientes, atentados terroristas en zonas rurales y urbanas, secuestro, extorsión y varias conductas criminales más que iban a ser blanqueadas con el perdón presidencial en aras de una paz imperfecta que no aguantaría mucho tiempo, porque no puede haber paz sin justicia.

El débil gobierno de Santos y sus ministros de bolsillo tiene que ceder aún más, tiene que reconocer su fracaso en todo sentido, no solo en su intento de acuerdo sino en las tareas de gobierno y en su fallido intento de llevar al país hacia un futuro mejor.

Comparte esta noticia

TRAS DERROTA EN PLEBISCITO COLOMBIA BUSCA SALVAR ACUERDO

Siguiente Noticia »

INAUDITO PREMIO NOBEL DE PAZ PARA PRESIDENTE DE COLOMBIA JUAN MANUEL SANTOS

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

NOTICIAS RECIENTES

  • Trending: Wednesday, September 4, 2019.

    Hace 2 semanas

    US OPEN: MORE SURPRISES http://cambiohispano.com/baby-fed-dimitrov-comes-of-age-with-federer-upset/ EDITORIAL: JAVIER BENAVIDES. Integrity in business, your word is your bond. http://cambiohispano.com/integrity-in-business-something-you-may-know/ SANCIONAN A EMPRESARIO CHINO POR SUPUESTA EVASION http://cambiohispano.com/imputan-a-un-multimillonario-chino-por-supuesta-evasion-de-aranceles-al-aluminio/ LA FED ...

    Leer más

Buscar más artículos

Más