• Visitas 781

GOBIERNO – FARC AUN NO SE PUEDE CANTAR VICTORIA

EDITORIAL

Recuerdo el famoso 5 de Septiembre de 1993 cuando la selección de futbol de Colombia le ganó a Argentina 5-0 en desarrollo de las eliminatorias al mundial de Estados Unidos 1994. Aquel día el país futbolístico se tomó el jarabe que lo enfermaría no sólo durante el mundial sino durante más de una década en que el onceno no logró mayores triunfos, excepción hecha de la Copa América de 2001 en Colombia. Se habló de que Colombia sería el campeón mundial del 94, se dijo que el futbol colombiano era el mejor del globo y que ni las selecciones con historia y potencia iban a poder con semejante grupo de atletas en el máximo evento mundial. Después la pálida selección de Rumania y la del anfitrión, se encargaron de darnos el tiquete de regreso a Bogotá, a la realidad.

Algo parecido está ocurriendo con el proceso de paz entre el gobierno del presidente Santos y el grupo terrorista de las Farc. Con gran despliegue mediático y estratégicamente coordinado con la visita del Papa a Cuba y Estados Unidos, el acuerdo sobre justicia y reparación entre gobierno y guerrilla se ha vendido como un hecho histórico, como el máximo avance hacia la paz, como el logro más importante, pero deja grandes dudas y vacíos que mellan el principio de justicia más elemental y que deja a las víctimas en un limbo de justicia natural que no permite ser muy optimista sobre el futuro del acuerdo preliminar.

Las victimas se hacen preguntas tan elementales como la que formula Ernesto de Jesús Báez, campesino del departamento del Cauca a quien el frente 42 le secuestró y violó una hija en 2008, le destruyó su parcela y lo dejó viviendo casi en la indigencia en la ciudad de Cali junto a su esposa y dos hijos más. Para Ernesto el acuerdo con las Farc no significa que vaya a poder regresar a su casa, no significa que le van a devolver sus terrenos y su casa y ahora tampoco significa que los responsables, en poder de las autoridades, van a pagar. Todo gracias a la figura de indulto que cobija el acuerdo y que permitirá que criminales de la más baja calaña no paguen ni un sólo día de cárcel y lo que es peor, que se revisen casos que ya habían sido juzgados y sentenciados para que guerrilleros culpables de delitos que purgan, queden en libertad y vean como la juridicidad colombiana se arrodilla frente a la posibilidad de paz con un grupo que no va a entregar las armas sino que las va a esconder, para cuando las vuelva a necesitar.

Los medios que con bombos y platillos anunciaron el acuerdo y hasta pronosticaron fecha de firma definitiva con bastante acierto, gracias a sus fuentes fidedignas en Casa de Nariño, van a tener que realizar una labor pedagógica sin precedentes. No para enseñar a los colombianos, incrédulos en su mayoría, sino para convencerlos  de que lo que se va a hacer es lo mejor posible.

Entonces, al igual que Ernesto de Jesús, yo tengo varias preguntas para que se sirvan responderlas los entendidos e imparciales expertos en este tema de negociaciones con Farc.

  1. Por cuánto tiempo las Farc van a esconder las armas y cómo se legitima la tenencia de arsenales, su mantenimiento y su modernización. Porque desde el punto de vista militar el grupo armado no va a permitir que su parque se deteriore y se vuelva obsoleto para la guerra.
  2. Por tener como actividad principal el narcotráfico, las Farc están obligadas a revelar rutas y devolver los miles de millones de dólares que esconden en caletas, bancos internacionales e inversiones de testaferros? , eso es lo mínimo que cualquier país que respete su sistema judicial exigiría a quien confiesa un delito y quiere obtener un beneficio.
  3. Si a los guerrilleros se les da tratamiento jurídico especial, no se debería hacer lo mismo con militares y policías que enfrentan la persecución judicial de una fiscalía temeraria y parcializada?
  4. Las familias que pagaron miles de millones de pesos por concepto de la industria del secuestro no tendrían derecho a que les reintegren sus capitales con los respectivos rendimientos?
  5. Cómo van a convencer al gobierno de Estados Unidos para que no siga pidiendo en extradición a narco guerrilleros por los que se ofrecen millonarias recompensas?
  6. Les toca a los residentes en Colombia indemnizar a sus victimarios? O sería lo más correcto que el dinero en caletas sea la caja menor para que se re inserten en la sociedad.

Bueno, son muchas las preguntas, las dudas, los vacios y mucha la frustración de millones de víctimas que van a ver que en Colombia la discapacitada justicia cae de rodillas ante la incapacidad del estado para acabar de facto una guerra negociada durante décadas. Pero sobre todo, mucha incredulidad en la buena fe de un grupo armado que ha cometido los peores crímenes que ha visto el mundo después del holocausto nazi

 

Comparte esta noticia

MÉXICO: PADRES DE ESTUDIANTES DESAPARECIDOS RECHAZAN RESPUESTA DEL GOBIERNO

Siguiente Noticia »

COLOMBIANOS TENDRIAN QUE PAGAR A LAS FARC

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

NOTICIAS RECIENTES

  • Trending: Wednesday, September 4, 2019.

    Hace 2 semanas

    US OPEN: MORE SURPRISES http://cambiohispano.com/baby-fed-dimitrov-comes-of-age-with-federer-upset/ EDITORIAL: JAVIER BENAVIDES. Integrity in business, your word is your bond. http://cambiohispano.com/integrity-in-business-something-you-may-know/ SANCIONAN A EMPRESARIO CHINO POR SUPUESTA EVASION http://cambiohispano.com/imputan-a-un-multimillonario-chino-por-supuesta-evasion-de-aranceles-al-aluminio/ LA FED ...

    Leer más

Buscar más artículos

Más