• Visitas 508

DIANA MINA: NO SABÌAN QUE HACER CON LA “DIVA DE EBANO” Y ELLA SE SACÒ SOLITA

Por: Lucas Santori, entretenimiento. 03/18/20

Se creía una “diva”, su llegada a RCN se produjo en enero de 2017 como parte de esa cantidad de»matrimonios» en que cae el canal colombiano y que después busca deshacer sin que quede huella ni dolor. Diana Mina Tocora entraba como presentadora de noticias, tal vez por haber sido reina de Colombia, representando a Bogotá – algo que nunca entendí – porque la princesa nació en Riohacha y es afrodescendiente – también pudo ser por aquello de la inclusión que obliga a contratar a algunas minorías, o porque algún alto ejecutivo del canal estaba cegado por su belleza.

Por cualquier razón menos por talento y capacidad profesional, la precedían sus malas relaciones con ex compañeros de trabajo y algo que siempre ha jugado en su contra, ella todavía cree que es reina y trata de ponerse por encima de quienes conocen el negocio de la tv desde hace décadas y son verdaderos profesionales de las noticias. Como presentadora los televidentes no la aguantaron, su desconocimiento de los temas nacionales, su gagueo y continuas equivocaciones además de su coqueteo con la cámara le hizo perder algo muy valioso para un profesional de las noticias, credibilidad y algo que los americanos llaman “delivery” que no es más que la capacidad de presentar una noticia sin distraer al televidente con gestos, movimientos o posturas personales que resten mérito al trabajo periodístico.

Pues como no pudo con la presentación, la mandaron a reportear a la calle y tampoco dio pie con bola, finalmente, cuando llegó Juanito, ella supo que sus días estaban contados, porque este no se anda con rodeos y la mandó a entretenimiento. Allí tomó el set como pasarela, se olvidó de quienes le ayudan a que salga más o menos bien y comenzó a tratar mal a mucha gente que ya estaba cansada con sus ínfulas de estrella de Hollywood.

Un día dijo que en Estados Unidos le esperaban millonarios contratos en grandes cadenas de noticias y que en cualquier momento se iba del país, algo que a todas luces es falso, en primer lugar por su trayectoria y en segundo por un pequeño detalle, es que en este país para estar en un canal de televisión hay que hablar inglés y entenderlo y hasta donde yo sé, Mina Tocoro, no habla ni papa de ese idioma.

Por último la mandaron a uno de esos programas improvisados mañaneros que hacen los canales de tv, con alta sintonía entre las auxiliares de limpieza doméstica y que son lo que se llaman vulgarmente ladrillos. Allí, al aire en pleno programa se agarró con Silvia Corzo, que es tan “dulce”, y fuentes de alta fidelidad me contaron que la sacaron por la puerta de atrás en medio de un escándalo en el que tuvieron que intervenir los empleados de seguridad. Allí terminaron las aventuras de la princesa de ébano en la tv colombiana porque dudo que algún canal grande la quiera contratar, bueno es que en Colombia solo hay dos canales “grandes”. Pero puede intentar en Telecaribe o Telepacìfico a ver qué pasa. 

Comparte esta noticia

Senado EEUU aprueba un paquete de ayuda por coronavirus, trabaja en otro

Siguiente Noticia »

«No son invencibles»: OMS advierte a jóvenes sobre coronavirus

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

NOTICIAS RECIENTES

Buscar más artículos

Más