• Visitas 475

BALTIMORE EN TENSA CALMA

Protestas contra la brutalidad policiaca
Una vez más los residentes de Baltimore tienen que ver su ciudad ardiendo gracias a fenómenos sociales que muchas veces escapan de sus manos. En 1968 tras el asesinato de Martin Luther King Jr, las turbas incendiaron la ciudad lanzando piedras, destruyendo comercios e incendiando todo a su paso en la noche de abril 6. A la mañana siguiente tres personas habían muerto y 70 estaban heridas en hospitales locales, mas de 100 arrestos y 5,500 miembros de la guardia nacional destacados junto a 1,500 oficiales mas.
A pesar de que han pasado más de 45 años, los paralelos existen y las escenas volvieron a presentarse tras el funeral de Freddy Gray, un ciudadano afroamericano que murió por lesiones en la columna mientras permanecía bajo custodia de la policía local.
Un residente de Baltimore que vivió el horror de las protestas en 1968 lamenta que la pesadilla se haya vuelto a presentar en su ciudad. “He visto esta horrible película antes y nunca me ha gustado. Tuve que vivir los toques de queda, el cierre de las escuelas y universidades, las casas incendiadas, los camiones de la tropa en las calles y los aviones de la guardia nacional estremeciendo nuestras casas con sus vuelos”, así lo narra Terry Williamson, abuelo de dos jóvenes que salieron a protestar y resultaron arrestados tras los desordenes del lunes.
El presidente Obama ha ordenado una investigación a fondo pero la actitud de las autoridades locales ha sido desafiante ante los civiles de Baltimore y todo indica que no van a entregar los resultados de la investigación preliminar a los medios de comunicación sino que los van a llevar directamente a la fiscalía para evitar más disturbios.
Para los habitantes de Baltimore está claro que la policía incurre sistemáticamente en abusos de poder pero también alegan que no pueden permitir que su ciudad quede en poder de los vándalos. Tras la muerte de Gray de 25 años que murió a manos de la fuerza policial blanca y que desde 2011 ha tenido que pagar 5,7 millones de dólares en indemnizaciones por brutalidad, se reafirman las denuncias de centenares de personas que alegan exceso de fuerza de los uniformados, violación de derechos civiles e incluso crímenes cometidos contra presos en estado de total indefensión.
Mientras se mantiene el toque de queda que comienza a las 10 de la noche la calma es tensa y cualquier desorden puede revivir la pesadilla de las últimas noches.

Comparte esta noticia

ECONOMIA DE ESTADOS UNIDOS CAE AL IGUAL QUE EL CONSUMO

Siguiente Noticia »

DUDOSA EXPLICACIÓN DE LA MUERTE DE FREDDIE GRAY

Dejar un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

NOTICIAS RECIENTES

Buscar más artículos

Más